Welcome to EAP forums
 Το eap-forums δημιουργήθηκε από φοιτητές του ΕΑΠ και δεν αποτελεί μέρος της επίσημης ιστοσελίδας του πανεπιστημίου.  

  
Ομάδες Συζητήσεων :: Επισκόπηση Θ.Ενότητας - Trabajos obligatorios 2016-2017
 SearchΑναζήτηση   Πολιτική ΦόρουμΠολιτική Φόρουμ   Συχνές ΕρωτήσειςΣυχνές Ερωτήσεις   Ομάδες ΜελώνΟμάδες Μελών   ΠροφίλΠροφίλ   Συνδεθείτε, για να ελέγξετε την αλληλογραφία σαςΣυνδεθείτε, για να ελέγξετε την αλληλογραφία σας   ΣύνδεσηΣύνδεση 

Trabajos obligatorios 2016-2017

 
Δημοσίευση νέας  Θ.Ενότητας   Απάντηση στη Θ.Ενότητα    Ομάδες Συζητήσεων Αρχική σελίδα -> ΙΣΠ 31
Επισκόπηση προηγούμενης Θ.Ενότητας :: Επισκόπηση επόμενης Θ.Ενότητας  
Συγγραφέας Μήνυμα
Maria1980
Χρήστης
Χρήστης


Ένταξη: Jan 16, 2012
Δημοσιεύσεις: 52

ΔημοσίευσηΔημοσιεύθηκε: Παρ Απρ 14, 2017 8:04 pm    Θέμα δημοσίευσης: Trabajos obligatorios 2016-2017 Απάντηση με παράθεση αυτού του μηνύματος

Primer trabajo obligatorio / Octubre 2016


El primer trabajo se enfoca en las civilizaciones originarias del continente americano y en el desafío que significa para el hombre occidental contemporáneo descifrar e interpretar esas culturas. El primer tema es más complejo y le exige al estudiante creatividad y capacidad de síntesis de ideas y conocimientos. El segundo tema es un comentario de texto en el cual los estudiantes pueden expresar sus propios puntos de vista.

Los temas son los siguientes:

Tema 1: Desarrollo temático

Supongamos que alguien te pidiera que armaras una exposición virtual sobre las civilizaciones precolombinas. Partiendo de la información existente en tus libros y en otras fuentes, describe cómo organizarías dicha exposición. En el desarrollo de tu respuesta debes incluir ideas sobre los siguientes temas:
• ¿Cuál sería el eje y los conceptos organizadores de tu exposición?
• ¿Cómo armarías la línea del tiempo?
• Dada la diversidad del mundo precolombino, ¿qué civilizaciones elegirías presentar?
• ¿Qué muestras de su cultura material y de sus avances en el arte presentarías? Menciona ejemplos concretos (sitios arqueológicos, obras de arte conocidas, etc.).
Tu respuesta debe consistir solo en un texto bien armado y no debe acompañarse por material visual. Sin embargo, sugerimos buscar en internet material visual para poder imaginar su “exposición”. En internet hay también visitas virtuales en museos del mundo que te pueden servir como fuentes de inspiración.

(Tema 1: 6 puntos)
(Máxima extensión: 3 páginas (tamaño de letra: 12, notas: 10, espacio interlineal: 1,5).


Tema 2: Comentario de texto

Comenta el siguiente fragmento del discurso de Rigoberta Menchú cuando aceptó el Premio Nobel de la Paz en 1992. En tu comentario trata de analizar los siguientes temas:
• ¿Qué rol tenían, en el sistema de valores de los pueblos originarios, su relación con la tierra y su organización comunitaria?
• ¿Persisten en la actualidad esos valores en la cosmovisión de los pueblos indígenas? ¿Cómo se canalizan en demandas políticas?

(Tema 2: 4 puntos)
(Máxima extensión: 2 páginas (tamaño de letra: 12, notas: 10, espacio interlineal: 1,5).



Texto
[…] La particularidad de la visión de los pueblos indígenas se manifiesta en las formas de relacionarse. Primero, entre los seres humanos, de manera comunitaria. Segundo, con la tierra, como nuestra madre, porque nos da la vida y no es sólo una mercancía. Tercero, con la naturaleza; pues somos partes integrales de ella y no sus dueños.
La madre tierra es para nosotros, no solamente fuente de riqueza económica que nos da el maíz, que es nuestra vida, sino proporciona tantas cosas que ambicionan los privilegiados de hoy. La tierra es raíz y fuente de nuestra cultura. Ella contiene nuestra memoria, ella acoge a nuestros antepasados y requiere por lo tanto también que nosotros la honremos y le devolvamos con ternura y respeto los bienes que nos brinda. Hay que cuidar y guardar la madre tierra para que nuestros hijos y nuestros nietos sigan percibiendo sus beneficios. Si el mundo no aprende ahora a respetar la naturaleza ¿qué futuro tendrán las nuevas generaciones?
De estos rasgos fundamentales se derivan comportamientos, derechos y obligaciones en el continente americano, tanto para los indígenas como para los no indígenas, sean estos mestizos, negros, blancos o asiáticos. Toda la sociedad tiene la obligación de respetarse mutuamente, de aprender los unos de los otros y de compartir las conquistas materiales y científicas, según su propia conveniencia. Los indígenas jamás han tenido, ni tienen, el lugar que les corresponde en los avances y los beneficios de la ciencia y la tecnología, no obstante que han sido base importante de ellos.
Las civilizaciones indígenas y las civilizaciones europeas de haber tenido intercambios de manera pacífica y armoniosa, sin que mediara la destrucción, explotación, discriminación y miseria, seguramente habrían logrado una conjunción con mayores y más valiosas conquistas para la Humanidad.
No debemos olvidar que cuando los europeos llegaron a América, florecían civilizaciones pujantes. No se puede hablar de descubrimiento de América, porque se descubre lo que se ignora o se encuentra oculto. Pero América y sus civilizaciones nativas se habían descubierto a sí mismas mucho antes de la caída del Imperio Romano y del Medioevo europeo. Los alcances de sus culturas forman parte del patrimonio de la Humanidad y siguen asombrando a sus estudiosos.
Pienso que es necesario que los pueblos indígenas, de los que soy una de sus miembros, aporten su ciencia y sus conocimientos al desarrollo de los humanos, porque tenemos enormes potenciales para ello, intercalando nuestras herencias milenarias con los avances de la civilización en Europa y otras regiones del mundo.
Pero ese aporte, que nosotros entendemos como un rescate del patrimonio natural y cultural, debe de ser en tanto que actores [sic] de una planificación racional y consensual del usufructo de los conocimientos y recursos naturales, con garantías de igualdad ante el Estado y la sociedad.
Los indígenas estamos dispuestos a combinar tradición con modernidad, pero no a cualquier precio. No consentiremos que el futuro se nos plantee como posibles guardias de proyectos etnoturísticos a escala continental.
En un momento de resonancia mundial en torno a la conmemoración del V Centenario de la llegada de Cristóbal Colón a tierras americanas, el despertar de los pueblos indígenas oprimidos nos exige reafirmar ante el mundo nuestra existencia y la validez de nuestra identidad cultural. Nos exige que luchemos para participar activamente en la decisión de nuestro destino, en la construcción de nuestros estados-naciones. Si con ello no somos tomados en cuenta, hay factores que garantizan nuestro futuro: la lucha y la resistencia; las reservas de ánimo; la decisión de mantener nuestras tradiciones puestas a prueba por tantas dificultades, obstáculos y sufrimientos; la solidaridad para con nuestras luchas por parte de muchos países, gobiernos, organizaciones y ciudadanos del orbe.
Por eso sueño con el día en que la interrelación respetuosa y justa entre los pueblos indígenas y otros pueblos se fortalezca, sumando potencialidades y capacidades que contribuyan a hacer la vida en este planeta menos desigual, más distributiva de los tesoros científicos y culturales acumulados por la Humanidad, floreciente de paz y justicia.
Creo que esto es posible en la práctica y no solamente en la teoría. Pienso que esto es posible en Guatemala y en muchos otros países que se encuentran sumidos en el atraso, el racismo, la discriminación y el subdesarrollo…
[…] Es posible que algunos centros de poder político y económico, algunos estadistas e intelectuales, todavía no alcancen a comprender el despertar y la configuración promisoria que significa la participación activa de los pueblos indígenas en todos los terrenos de la actividad humana, pero el movimiento amplio y plural desencadenado por las diferentes expresiones políticas e intelectuales amerindias terminará por convencerlos que objetivamente somos parte constituyente de las alternativas históricas que se están gestando a nivel mundial…
Rigoberta Menchú
10 de Diciembre de 1992
Επιστροφή στην κορυφή
Επισκόπηση του προφίλ των χρηστών Αποστολή προσωπικού μηνύματος
Maria1980
Χρήστης
Χρήστης


Ένταξη: Jan 16, 2012
Δημοσιεύσεις: 52

ΔημοσίευσηΔημοσιεύθηκε: Παρ Απρ 14, 2017 8:08 pm    Θέμα δημοσίευσης: Απάντηση με παράθεση αυτού του μηνύματος

Segundo trabajo obligatorio / Diciembre 2016

El presente trabajo consta de tres temas y se enfoca en los procesos culturales que se desarrollaron en la época colonial y contribuyeron a la formación del mundo hispanoamericano.

Tema 1: Desarrollo temático

Explica brevemente la historia, las características sociales y el clima intelectual de las dos primeras universidades coloniales – la universidad de México y la de San Marcos de Lima – durante los siglos XVI y XVII.

(3 puntos)
(Máxima extensión: 2 páginas (tamaño de letra: 12, notas: 10, espacio interlineal: 1,5).


Tema 2: Desarrollo temático

Elige un ejemplo que muestre el mestizaje cultural que caracteriza el arte colonial. El ejemplo puede ser una obra arquitectónica – religiosa o civil –, una pintura o una escultura. Debes describir esta obra y explicar qué aspectos del mestizaje cultural se distinguen en ella.

(3 puntos)
(Máxima extensión: 1 página y media (tamaño de letra: 12, notas: 10, espacio interlineal: 1,5).



Tema 3: Comentario de texto

Comenta el siguiente texto cuyo autor es el Inca Garcilaso de la Vega, nacido en 1539 en el Cuzco, hijo mestizo de un Capitán español y de una princesa Inca. Se trata de un fragmento del prólogo que escribió para la segunda parte de su obra Comentarios Reales de los Incas, escrita en 1612 y publicada en 1617. En tu comentario debes tratar de contestar a las siguientes preguntas:
1) ¿Cómo interpreta el Inca Garcilaso el impacto cultural de la conquista española en las sociedades americanas?
2) ¿Cómo rescata el pasado incaico?
3) ¿Qué aspectos culturales de la identidad mestiza puedes distinguir en este texto?
(4 puntos)

(Máxima extensión: 3 páginas (tamaño de letra: 12, notas: 10, espacio interlineal: 1,5).





Texto

PRÓLOGO
A los indios, mestizos y criollos de los reinos y provincias del grande y riquísimo Imperio del Perú.
EL INCA GARCILASO DE LA VEGA, SU HERMANO, COMPATRIOTA Y PAISANO, SALUD Y FELICIDAD.

Por tres razones, entre otras, señores y hermanos míos, escribí la primera y escribo la segunda parte de los Comentarios Reales de esos reinos del Perú. La primera, por dar a conocer al universo nuestra patria, gente y nación, no menos rica al presente con los tesoros de la sabiduría y ciencia de Dios, de su fe y ley evangélica, que siempre por las perlas y piedras preciosas de sus ríos y mares, por sus montes de oro y plata, bienes muebles y raíces suyos, que tienen raíces sus riquezas, ni menos dichosa por ser sujetada de los fuertes, nobles y valerosos españoles, y sujeta a nuestros Reyes Católicos, monarcas de los más y mejor del orbe, que por haber sido poseída y gobernada de sus antiguos príncipes los Incas peruanos, Césares en felicidad y fortaleza. Y porque de virtud, armas y letras suelen preciarse las tierras en cuánto remedan al cielo, de estas tres prendas puede loarse la nuestra dando a Dios las gracias y gloria, pues sus conterráneos son de su natural dóciles, de ánimos esforzados, entendimientos prestos, y voluntades afectas a piedad y religión, desde que la cristiana posee sus corazones trocados por la diestra del muy alto, de que son testigos abonados en sus Cartas Anuas los Padres de la Compañía de Jesús, que, haciendo oficio de apóstoles entre indios, experimentan su singular devoción, reforma de costumbres, frecuencia de sacramentos, limosnas y buenas obras, argumento del aprecio y estima de su salvación. En fe de lo cual atestiguan estos varones apostólicos, que los fieles indianos sus feligreses, con las primicias del espíritu hacen a los de Europa casi la ventaja que los de la iglesia primitiva a los cristianos de nuestra era, cuando la católica fe, desterrada de Inglaterra y del septentrión, su antigua colonia, se va de un polo a otro, a residir con los antípodas, de cuyo valor y valentía hice larga mención en el primer volumen de estos Reales Comentarios, dando cuenta de las gloriosas empresas de los Incas, que pudieran competir con los Daríos de Persia, Ptolomeos de Egipto, Alejandros de Grecia y Cipiones de Roma. Y de las armas peruanas mas dignas de loar que las griegas y troyanas, haré breve relación en este tomo, cifrando las 22 hazañas y proezas de algunos de sus Héctores y Aquiles. Y basta por testimonio de sus fuerzas y esfuerzo lo que han dado en qué entender a los invencibles castellanos, vencedores de ambos mundos. Pues ya de sus agudos y sutiles ingenios hábiles para todo género de letras, valga el voto del doctor Juan de Cuéllar, canónigo de la santa iglesia catedral de la imperial Cozco, que, siendo maestro de los de mi edad y suerte, solía con tiernas lágrimas decirnos: “¡Oh hijos y cómo quisiera ver una docena de vosotros en la universidad de Salamanca!”, pareciéndole podían florecer las nuevas plantas del Perú en aquel jardín y vergel de sabiduría. Y por cierto que tierra tan fértil de ricos minerales y metales preciosos, era razón criarse venas de sangre generosa y minas de entendimientos despiertos para todas artes y facultades. Para los cuales no falta habilidad a los indios naturales, y sobra capacidad a los mestizos, hijos de indias y españoles, o de españolas e indios, y a los criollos oriundos de acá, nacidos y connaturalizados allá. A los cuales todos, como a hermanos y amigos, parientes y señores míos, ruego y suplico se animen y adelanten en el ejercicio de virtud, estudio y milicia, volviendo por si y por su buen nombre, con que lo harán famoso en el suelo y eterno en el cielo. Y de camino es bien que entienda el mundo Viejo y político, que el Nuevo (a su parecer bárbaro) no lo es ni ha sido sino por falta de cultura. De la suerte que antiguamente los griegos y romanos, por ser la nata y flor del saber y poder, a las demás regiones en comparación suya llamaban bárbaros, entrando en esta cuenta la española, no por serlo de su natural, mas por faltarle lo artificial, pues luego, con el arte, dió naturaleza muestras heroicas de ingenio en letras, de ánimo en armas, y en ambas cosas hizo raya entonces en el Imperio romano, con los sabios Sénecas de Córdoba, flor de saber y caballería, y con los augustísimos Trajanos y Teodosios de Italia. ¡Oh Sevilla, llave de los tesoros de Occidente, ya levanta la cabeza entre sus émulas naciones y sobre ellas, que así te da la prima y palma la nuestra antes inculta, hoy por tu medio cultivada, y de bosque de gentilidad e idolatría vuelta en paraíso de Cristo, de que no resulta pequeña gloria a España en haberla el Todopoderoso escogido por medianera, para alumbrar con lumbre de fe a las regiones que yacían en la sombra de la muerte! Porque verdaderamente la gente española, como herencia propia del Hijo de Dios, heredada del Padre Eterno, que dice en su salmo de David: Postula a me; et dabo tibi gentes hereditatem tuam, et possessionem tuam terminos terræ. Reparte con franca mano del celestial mayorazgo de la fe y Evangelio con los indios, como con hermanos menores, a los cuales alcanza la paternal bendición de Dios y aunque vienen a la viña de su iglesia a la hora undécima, por ventura les cabrá jornal y paga igual a los que portarunt pondus diei, et æstus.
El segundo respeto y motivo de escribir esta historia fué celebrar (si no digna, al menos debidamente) las grandezas de los heroicos españoles que con su valor y ciencia militar ganaron para Dios, para su Rey y para sí, aqueste rico Imperio cuyos nombres, dignos de cedro, viven en el libro de la vida y vivirán inmortales en la memoria de los mortales. Por tres fines se eternizan en escritos 23 los hechos hazañosos de hombres, en paz y letras, o en armas y guerras señalados: por premiar sus merecimientos con perpetua fama; por honrar su patria, cuya honra ilustre son ciudadanos y vecinos tan ilustres; y para ejemplo e imitación de la posteridad, que avive el paso en pos de la antigüedad siguiendo sus batallas, para conseguir sus victorias. A este fin, por leyes de Solón y Licurgo, legisladores de fama, afamaban tanto a sus héroes las repúblicas de Atenas y Lacedemonia. Todos tres fines creo y espero se conseguirán con esta historia, porque en ella serán premiados con honor y loor, premio digno de sola la virtud por la suya esclarecida, los clarísimos conquistadores del Nuevo Orbe, que son gozo y corona de España, madre de la nobleza y señora del poder y haberes del mundo; la cual, juntamente, será engrandecida y ensalzada, como madre y ama de tales, tantos y tan grandes hijos, criados a sus pechos con leche de fe y fortaleza, mejor que Rómulo y Remo. Y finalmente los hidalgos pechos de los descendientes y sucesores, nunca pecheros a cobardía, afilarán sus aceros con nuevo brío y denuedo, para imitar las pisadas de sus mayores, emprendiendo grandiosas proezas en la milicia de Palas y Marte y en la escuela de Mercurio y Apolo, no degenerando de su nobilísima prosapia y alcurnia, antes llevando adelante el buen nombre de su linaje, que parece traer su origen del cielo, a donde como a patria propia y verdadera deben caminar por este destierro y valle de lágrimas, y, poniendo la mira en la corona de gloria que les espera, aspirar a llevársela, entrando por picas y lanzas, sobrepujando dificultades y peligros; para que así como han con su virtud allanado el paso y abierto la puerta a la predicación y verdad evangélica en los reinos del Perú, Chile, Paraguay y Nueva España y Filipinas, hagan lo mismo en la Florida y en la tierra Magallánica, debajo del Polo Antártico y habida victoria de los infieles enemigos de Cristo, a fuer de los emperadores y cónsules romanos entren los españoles, triunfando con los trofeos de la fe, en el empíreo Capitolio.
La tercera causa de haber tomado entre manos esta obra ha sido lograr bien el tiempo con honrosa ocupación y no malograrlo en ociosidad, madre de vicios, madrastra de la virtud, raíz, fuente y origen de mil males que se evitan con el honesto trabajo del estudio, digno empleo de buenos ingenios, de nobles ánimos, de estos para entretenerse ahidalgadamente, según su calidad, y gastar los días de su vida en loables ejercicios, y de aquellos para apacentar su delicado gusto en pastos de ingenio, y adelantar el caudal en finezas de sabiduría, que remitan y montan más al alma que al cuerpo los censos, ni que los juros de las perlas del Oriente y plata de nuestro Potocsí....
Επιστροφή στην κορυφή
Επισκόπηση του προφίλ των χρηστών Αποστολή προσωπικού μηνύματος
Maria1980
Χρήστης
Χρήστης


Ένταξη: Jan 16, 2012
Δημοσιεύσεις: 52

ΔημοσίευσηΔημοσιεύθηκε: Παρ Απρ 14, 2017 8:10 pm    Θέμα δημοσίευσης: Απάντηση με παράθεση αυτού του μηνύματος

Tercer trabajo obligatorio / Febrero 2017

El presente trabajo consta de tres temas y se enfoca en la cultura hispanoamericana en el siglo XIX. El énfasis se pone en el proceso de construcción nacional y la búsqueda de una nueva tradición por parte de los pueblos hispanoamericanos.

Tema 1: Desarrollo temático

Explica cuáles fueron las prioridades pedagógicas de los estados hispanoamericanos durante las primeras décadas de su vida independiente. ¿Cómo se reflejan estas prioridades en la organización de su sistema educativo? ¿Cuál fue la contribución de destacados pedagogos como Simón Rodríguez y Andrés Bello?
(3 puntos)
(Máxima extensión: 2 páginas (tamaño de letra: 12, notas: 10, espacio interlineal: 1,5).


Tema 2: Desarrollo temático

Escultura pública y cultura nacional en el siglo XIX:
Explica cómo los monumentos públicos (estatuas de héroes, monumentos con temas alegóricos etc.) de las grandes ciudades latinoamericanas reflejan el proceso de construcción de la identidad nacional en Hispanoamérica. Menciona ejemplos de dos ciudades de América Latina.
(3 puntos)
(Máxima extensión: 1 página y media (tamaño de letra: 12, notas: 10, espacio interlineal: 1,5).


Tema 3: Comentario de texto

Comenta el siguiente fragmento de la obra Facundo de Domingo Faustino Sarmiento. ¿Cuál es la visión de lo propio/americano y de lo importado/europeo en este texto? ¿Cómo se relaciona esta visión con el debate sobre civilización y barbarie que se planteó con fuerza en las sociedades latinoamericanas a lo largo del siglo XIX?
(4 puntos)

(Máxima extensión: 3 páginas (tamaño de letra: 12, notas: 10, espacio interlineal: 1,5).



Texto

(...) Da compasión y vergüenza en la República Argentina comparar la colonia alemana o escocesa del sur de Buenos Aires y la villa que se forma en el interior: en la primera, las casitas son pintadas; el frente de la casa, siempre aseado, adornado de flores y arbustillos graciosos; el amueblado, sencillo, pero comple¬to; la vajilla, de cobre o estaño, reluciente siempre; la cama, con cortinillas graciosas, y los habitan¬tes, en un movimiento y acción continuos. Ordeñando vacas, fabricando mantequilla y quesos, han logrado algunas familias hacer fortunas colosales y retirarse a la ciu¬dad a gozar de las comodidades.
La villa nacional es el reverso indigno de esta medalla: niños sucios y cubiertos de harapos viven con una jauría de perros; hombres tendidos por el suelo en la más completa inacción; el desaseo y la pobreza por todas partes; una mesita y petacas por todo amueblado; ranchos miserables por habitación, y un aspecto general de barbarie y de incuria los hacen notables. (...)
El hombre de la ciudad viste el traje europeo, vive de la vida civilizada tal como la conocemos en todas partes: allí están las leyes, las ideas de progreso, los medios de instrucción, alguna organización municipal, el gobierno regular, etc. Saliendo del recinto de la ciudad, todo cambia de aspecto: el hombre de campo lleva otro traje, que llamaré americano por ser común a todos los pueblos; sus hábitos de vida son diver¬sos; sus necesidades peculiares y limitadas; parecen dos sociedades distintas, dos pueblos extraños uno del otro. Aún hay más: el hombre de la campaña, lejos de aspirar a semejarse al de la ciudad, rechaza con desdén su lujo y sus modales corte¬ses, y el vestido del ciudadano (...).
El progreso está sofocado, porque no puede haber progreso sin la posesión perma¬nente del suelo, sin la ciudad, que es la que desenvuelve la capacidad industrial del hombre y le permite extender sus adquisicio¬nes. (...).

Domingo Faustino Sarmiento, Facundo. Civilización y barbarie en las pampas argentinas, 1845. Capítulo 1: “Aspecto físico de la República Argentina y caracteres, hábitos e ideas que engendra”.
Επιστροφή στην κορυφή
Επισκόπηση του προφίλ των χρηστών Αποστολή προσωπικού μηνύματος
Maria1980
Χρήστης
Χρήστης


Ένταξη: Jan 16, 2012
Δημοσιεύσεις: 52

ΔημοσίευσηΔημοσιεύθηκε: Παρ Απρ 14, 2017 8:12 pm    Θέμα δημοσίευσης: Απάντηση με παράθεση αυτού του μηνύματος

Cuarto trabajo obligatorio / Abril 2017

El presente trabajo consta de tres temas y se enfoca en la cultura latinoamericana en el siglo XX. El énfasis está puesto en las expresiones culturales (música, cine) y en la compleja búsqueda de la identidad latinoamericana.


Tema 1: Comentario de texto

Comenta el siguiente texto de Ricardo Rojas que forma parte de su obra Eurindia, escrita en los años 1922-1924.

1. ¿Cómo entiendes el concepto de “Eurindia” como título de esta famosa obra de Ricardo Rojas?
2. ¿En qué contexto cultural se inserta dicha obra?
3. ¿Cuál es su relación con los modelos positivistas que predominaron en América Latina durante las últimas décadas del siglo XIX?
(4 puntos)
[Máxima extensión: 3 páginas (tamaño de letra: 12, notas: 10, espacio interlineal: 1,5)].



Tema 2: Desarrollo temático

El cine político - militante latinoamericano de la segunda mitad del siglo XX:
1. Describe sus temáticas principales y sus visiones sobre la historia y la realidad latinoamericanas.
2. Elige una película de este género que hayas visto y explica cómo refleja la cultura política latinoamericana de ese período.
(3 puntos)
[Máxima extensión: 1 página y media (tamaño de letra: 12, notas: 10, espacio interlineal: 1,5)].



Tema 3: Desarrollo temático
La música popular latinoamericana:
1. ¿Cuáles son los géneros más conocidos?
2. ¿Cómo la música popular latinoamericana refleja la realidad social y la tradición de los países de la región? Menciona ejemplos.

(3 puntos)
[Máxima extensión: 1 página y media (tamaño de letra: 12, notas: 10, espacio interlineal: 1,5)].



Texto

Los dos idearios
Hay en América un ideario de la colonia, que nos vino hecho de España, y un ideario de la independencia, que rompió las normas coloniales. Quiero hablar aquí brevemente de lo que ambos significan en la actualidad.
Bajo el régimen de la teocracia española las ciencias emancipadoras de la conciencia llevaban una vida precaria. La libre especulación filosófica y la libre investigación de la verdad eran sospechadas de herejía. La contrarreforma, iniciada en el siglo XVI, había definido, al empezar la colonización, los límites consentidos al pensamiento, y así se trasplantó a nuestros países, con sus universidades teológicas, su Santo Oficio, su Compañía de Jesús, y esas Leyes de Indias que prohibían la entrada de libros heterodoxos. En el siglo XVIII, al finalizar aquel régimen, se empezó a hablar de “las luces”, como entonces decíase, pero las luces que nosotros tuvimos gracias a los “afrancesados” españoles, fueron las de una rígida pedagogía oficial, apenas más alumbradoras que el cirio de los altares y la hoguera de los autos de fe.
Según el régimen teocrático, el clero fue depositario de la filosofía, de la ciencia y de la enseñanza. Estas disciplinas subordinábanse al dogma, católico o regalista, de factura europea. Las escrituras, los papas, los concilios, los consejos, las leyes, los doctores de Europa, establecían los fundamentos de toda verdad. Ellos acomodaban a su fe o a su rey nuestra concepción de Dios y de las cosas, del hombre y de las sociedades. El gobierno de los pueblos y la conducta de los individuos, caían, como las letras y el arte, bajo la férula de ese despotismo venido de afuera. Lo que se apartaba de ese dogma era considerado herejía o desacato bajo severas penas. Todo reposaba sobre un principio de obediencia a autoridades exóticas. La Universidad fundábase en la teología, y ésta subordinaba a la física, que no era la maestra de las realidades, y a la moral, que no era la libertadora de las individualidades. Las letras se reducían al estudio de las lenguas muertas y al de las literaturas clásicas, mutiladas por la retórica o por la escolástica. La concepción del universo reducíase a una simple arquitectura verbal, en que la realidad del mundo y la libertad de la vida se desvanecían como fantasmas. La Iglesia y la Monarquía velaban, como dos arcángeles de espada flamígera, a la puerta de estos paraísos americanos, vedados para el hombre libre.
Tal fue el ideario de la colonia.
Veamos ahora lo que pretendió ser el ideario de la independencia.
La revolución de 1810 tuvo este ideal inmediato: sustituyó el Gobierno metropolitano, que mandaba desde afuera de América, por el Gobierno autónomo, que conduciría desde adentro de América. Hubo en la colonia un orden constitucional de origen exótico, y abolirlo por simple declaración de congresos revolucionarios fue más fácil que crear un nuevo orden constitucional por voto del pueblo. Durante todo el siglo XIX persistieron las polémicas teóricas y las banderías armadas, divergiendo los pensadores sobre doctrinas de fondo o las muchedumbres sobre simpatías de forma. La revolución política fue por eso para las naciones americanas una revolución social interna, sobre cuestiones de gobierno y de cultura. El gobierno colonial fue aristocrático: nuestra revolución quiso fundar una democracia federal; la cultura colonial fue teocrática: nuestra revolución quiso fundar una república laica. Ambos ideales predominaron, tras largas luchas de pensamiento y de sangre. Removida la autoridad del trono español, se removió la autoridad de la iglesia romana; y esto se hizo para crear aquí un nuevo orden civil, económico, penal, administrativo, pedagógico, en el cual colaboraron todos nuestros más eminentes pensadores. Era el genio de América, manifestándose en un nuevo ideario, como impulso inicial de una cultura propia.
Mas he ahí, que al cabo de tres generaciones llamadas libres, advertimos que nuestros maestros, por necesidad pragmática o por fatalidad del ideario colonial redivivo, nos han impuesto nuevos dogmas exóticos. Hemos abolido una metrópoli para sustituirla por varias. Removido el obstáculo de España, se buscaron otros modelos: Echeverría dijo: “Francia”; Alberdi dijo: “Inglaterra”; Sarmiento dijo: “Estados Unidos”; otros dijeron: “Grecia”; “Rusia”, “Alemania”. Así la actitud de la tribu en la catequesis parece haber persistido. La misión, la audiencia y la mita han perdurado bajo nueva forma. Los Consejos de Indias se han multiplicado para el pensamiento americano; el Santo Oficio ha subsistido para la nueva herejía, que se llamó “barbarie”, cuando se creyó que la civilización consistía, por ejemplo, en cosa tan simple como cabalgar sobre silla inglesa...
Acaso todo ello ha tenido su justificación en las necesidades de aquel tiempo. Hoy no la tiene. La necesidad nueva consiste, no en vestir en prestadas formas de Europa, sino en asimilar las esencias de la cultura universal, sin someternos a modelos exóticos por el solo hecho de serlo, y antes, por lo contrario, buscando en la propia vida americana las normas que convienen a nuestra capacidad creadora. Eurindia proclama, pues, un ideal de autonomía y superación.

Ricardo Rojas, Eurindia, Buenos Aires, Losada, p. 118-120.
Επιστροφή στην κορυφή
Επισκόπηση του προφίλ των χρηστών Αποστολή προσωπικού μηνύματος
Επισκόπηση όλων των Δημοσιεύσεων που έγιναν πριν από:   
Δημοσίευση νέας  Θ.Ενότητας   Απάντηση στη Θ.Ενότητα    Ομάδες Συζητήσεων Αρχική σελίδα -> ΙΣΠ 31 Όλες οι Ώρες είναι GMT + 2 Ώρες
Σελίδα 1 από 1

 
Μετάβαση στη:  
Δεν μπορείτε να δημοσιεύσετε νέο Θέμα σ' αυτή τη Δ.Συζήτηση
Δεν μπορείτε να απαντήσετε στα Θέματα αυτής της Δ.Συζήτησης
Δεν μπορείτε να επεξεργασθείτε τις δημοσιεύσεις σας σ' αυτή τη Δ.Συζήτηση
Δεν μπορείτε να διαγράψετε τις δημοσιεύσεις σας σ' αυτή τη Δ.Συζήτηση
Δεν έχετε δικαίωμα ψήφου στα δημοψηφίσματα αυτής της Δ.Συζήτησης





Powered by phpBB 2.0.10 © 2001 phpBB Group
phpBB port v2.1 based on Tom Nitzschner's phpbb2.0.6 upgraded to phpBB 2.0.4 standalone was developed and tested by:
ArtificialIntel, ChatServ, mikem,
sixonetonoffun and Paul Laudanski (aka Zhen-Xjell).

Version 2.1 by Nuke Cops © 2003 http://www.nukecops.com

κανονισμοί/όροι χρήσης | διαφημιστείτε στο eap-forums.gr


Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Εμφάνιση Σελίδας σε: 0.158 Δευτερόλεπτα